Envíos gratuitos a península
Nuestra primera regla: de niña a mujer
Blog Últimas noticias y consejos Mantente actualizada y a la última de los tips, consejos y noticias que iremos poniendo en el blog de la revolución Yobludi.
Hojas Hojas

Educaciónmenstrual

Nuestra primera regla: de niña a mujer

Hay ciertos acontecimientos en nuestra vida cuyo recuerdo se nos marcan a fuego: mi primera regla, el primer beso, el primer día de colegio, cuando hiciste la comunión, o cuando recibiste ese regalo de Reyes tan ansiado. Cómo no, el de nuestra primera regla…es el hito que supone el paso definitivo a la evolución de niña a mujer, y que sucede, en ocasiones, a edades muy tempranas.

¡Seguro que recuerdas tu experiencia! Te contaré la mía: yo sabía cómo iba el asunto a través de mi amiga-vecina que, al tener unos años más que yo, me había contado la experiencia. Recuerdo que me impresionó mucho que su padre le regalara 500 pesetas de la época para festejar el acontecimiento.

Además de esta narrativa cercana, el libro de Ciencias Naturales de aquella extinta Educación General Básica (EGB) me ayudó a concretar algo más de materia sobre el asunto. Recuerdo también, que aún pequeña, estando con mi madre en la peluquería, las vecinas del barrio estaban hablando del tema, en un ámbito puramente femenino y muy dado a este tipo de chismorreo. Comentaban sobre sus hijas, y sobre que una de ellas había empezado a manchar.

Y llegó el día de marras. Cursaba sexto de EGB y creo que aún no había cumplido los 12 años, o rondaba esa edad. Estando en clase un día, -no se me olvidará que llevaba un chándal rosa fucsia-, me percaté que la mujer de rojo había venido a visitarme, ¡ya llegó mi primera regla!. Además, bastante bien, así que muy acharada por la situación lo comenté con mi tutora. Ella, con una mirada muy comprensiva, me ofreció una compresa ) ¿si hubiese conocido entonces las compresas de tela Yobludi? ( y me preguntó si necesitaba ir a casa, a lo que respondí que sí.

De manera que me planté en mi casa a media mañana en jornada lectiva. Mi madre me abrió la puerta sorprendida al verme allí. Y cuando me preguntó qué pasaba, sólo atiné a responderle que: -Ya, mamá. Ella, cuando comprendió, también de forma muy benevolente y cariñosa, me explicó el procedimiento para usar mis primeras compresas.

Y hasta aquí llega el relato de mi primera regla. Seguro que hay tantos como mujeres en el mundo. En mi época , la educación sexual era un gran tabú. Cuando aparecían las películas con rombos en la televisión nos mandaban a la cama. Y algo parecido sucedía con este tipo de temas, aún arrastraban cierto estigma de tabú, de misterio, de secreto

Por suerte, la sociedad y la educación ha evolucionado a mejor, y en este tema, como en muchos otros, creo que las mamás están mucho más concienciadas en hablar y preparar a sus hijas sobre los cambios que se avecinan en su cuerpo. Adicionalmente, internet es un mundo libre y abierto donde una mente curiosa puede aprender absolutamente de todo. Y como añadido a esta receta, también vamos dejando atrás clichés y tabúes absurdos como el temor a lavarse el pelo cuando estamos menstruando. ¡Sí! Os lo prometo, este tipo de cosas se escuchaban en nuestra niñez para las que hemos llegado a los cuarenta.

Y tú, ¿te atreves a compartir en nuestros comentarios al blog cómo fue la experiencia de tu primera regla?

Por @montseschez

Déjanos tu comentario