Envíos gratuitos a península
Cómo usar tu copa menstrual: manual paso a paso
Blog Últimas noticias y consejos Mantente actualizada y a la última de los tips, consejos y noticias que iremos poniendo en el blog de la revolución Yobludi.
Hojas Hojas

ConsejosCopamenstrualEcologíaHigiene

Cómo usar tu copa menstrual: manual paso a paso

Con estas instrucciones, cambiarte a la copa te resultará facilísimo

¿La habré colocado bien? ¿Tendré pérdidas? ¿Y si no puedo quitármela luego? ¿Cómo la limpio?…no te preocupes, para despejar todas las dudas, te dejamos hoy un sencillo manual paso a paso para aprender fácilmente cómo usar tu copa menstrual Yobludi.

Nuestras copas Yobludi están fabricadas con silicona quirúrgica, siendo por tanto hipoalergénicas y antibacterianas. Además, poseen nuestro color corporativo rojo, de manera que así evitamos que se manchen al entrar en contacto con el yodo de la sangre. La densidad de la silicona presenta una viscosidad media, con lo que facilitamos que resulten cómodas a la hora de introducirlas y extraerlas.

En primer lugar, es importante elegir la talla que mejor se adapte a ti. Tenemos la talla S, con un diámetro de 42 mm, que es perfecta para menores de 30 años y para quienes no hayan experimentado un parto natural. Adicionalmente, disponemos de la talla L, con un diámetro de 45 mm, que es aconsejable para mayores de 30 años o para quienes ya hayan parido de forma natural.

Recuerda que puedes solicitar nuestro pack de dos copas en ambos tamaños, y así practicar con ellas y elegir la que te resulte más cómoda en tu caso.

Primer paso: esterilizar

Vale, ya tengo mi copa. ¿Qué hago ahora? Lo primero que debemos hacer antes del primer uso es esterilizarla. Para ello, si dispones de nuestro pack completo con esterilizador, es muy sencillo porque sólo tienes que hervir tu copa menstrual en dicho recipiente con agua durante tres minutos en el microondas.

Si no dispones de estirilizador, puedes usar cualquier recipiente que desees para hervirla durante 5 minutos en agua abundante. Luego, la dejamos enfriar antes de usarla.

Segundo paso: colocarla

En tiempos de coronavirus hemos aprendido lo importante que es lavarnos las manos…¡más aún si vamos a tratar con nuestra zona íntima! Así que debemos higienizarnos bien las manos para empezar. También te puede resultar mojar la copa antes de introducirla, o incluso puedes usar lubricante al agua para ayudarte las primeras veces.

Y sí, tienes que relajarte ¡no pasará nada! Adopta una postura que te resulte cómoda, sentada en el baño por ejemplo, y dobla la copa para introducirla suavemente y ligeramente hacia atrás. Asegúrate que está bien adentro, y después solo tienes que liberar la copa para que se extienda con su forma natural adaptándose a tu interior. Por último, fíjate que la bola de extracción también haya quedado introducida.

Sabrás que está correctamente colocada si no te molesta en absoluto y no te duele absolutamente nada. ¡Recuerda que con los tampones también tuviste una fase de aprendizaje! Si es así, no tendrás fugas y podrás usarla durante 12 horas sin ningún tipo de problema.

Si por el contrario, has realizado varios intentos y has notado molestias, puede deberse a que tu talla no sea correcta, o bien, puede tratarse de otra problemática, por lo que te aconsejamos consultar con tu ginecólogo puesto que el uso de la copa es totalmente indoloro. ¡Pero no te apures, tienes a tu disposición también las bragas menstruales!

Tercer paso: retirar la copa

Ya sabes que puedes olvidarte de tu regla durante las próximas doce horas, pero cada persona es un mundo y el flujo de cada cual es diferente, así que tú decidirás cada cuánto exactamente necesitas revisarla.

Para retirar la copa, tan sólo empuja un poco hacia abajo haciendo presión con el abdomen, y encontrarás rápidamente la bolita de extracción. Además de hacer presión con la bolita hacia fuera, puedes presionar los laterales por la parte de abajo de copa para quitar el vacío y así sacarla despacio. Después, tan sólo tienes que vaciar la sangre en el váter.

Antes de volver a introducirla, sólo tienes que enjuagar tu copa con agua. Y si por casualidad no tienes esa opción a mano, la puedes limpiar con una toallita o papel higiénico antes de volver a usarla. Es posible vaciarla todas las veces que lo necesites a lo largo de tu ciclo, pero si te sientes más segura y temes a las fugas, puedes usar también una compresa de tela o braga menstrual como apoyo a la copa.

Cuarto paso: guardar tu copa

Cuando termines tu ciclo, es importante que vuelvas a esterilizar tu copa, y ¡ya está lista para guardarla hasta el siguiente uso! En Yobludi, con la compra de nuestras copas te ofrecemos adicionalmente nuestras bolsas de algodón orgánico que te ayudarán a aislarla de humedades y bacterias hasta el próximo uso.

Comentarios

Consolación

He probado la copa recientemente y se la recomiendo a todas las mujeres que conozco. Tengo que decir que, a pesar de tener más de 40 años y dos partos vaginales, no tengo un flujo abundante, y la talla S me va genial. La primera vez que la tuve 12 horas no me lo podía creer, pero ni siquiera estaba llena del todo. Lo único que sentí raro fue la sensación de vacío al retirarla, hay que apretarla un poco por un lateral antes de sacarla del todo, para que entre aire, y listo. Lo mejor, ¡la total despreocupación durante la jornada laboral! No tengo que cambiarme cada 2 o 3 horas, ni preocuparme por tener un servicio cerca, ¡todo eso se acabó de golpe! Y este verano, cuando se pueda ir a la playa o la piscina, podré estar todo el día sin preocuparme del temido momento “cambio de tampón”. Animo a toda la que tenga alguna duda a probarla, no os arrepentiréis.

Déjanos tu comentario